quiénes
somos

Casa Virupa es una comunidad formada por personas con intereses y formaciones diferentes y con una misma inquietud: la apuesta por una forma de vida encaminada a la felicidad de todos los seres.

 

Nos hemos dado cuenta de la importancia de salir de vez en cuando de los ritmos trepidantes que marcan nuestros tiempos y que dificultan la introspección. Hemos decidido desarrollar la conciencia de lo que somos, del mundo y de los demás, dedicándonos al cultivo de la atención y del cuidado con mayor intensidad.

 

Esto es posible gracias al estilo de vida que estamos construyendo, y con la aspiración de que los beneficios de esta apuesta se expandan, queremos compartir nuestra casa y nuestro conocimiento con quien le interese.

La tradición que nos ampara es el budismo tibetano. Nuestra formación en meditación, filosofía y rituales ha sido siempre dentro del marco de la tradición y linaje Sakya, teniendo como maestro principal a Su Santidad el 41 Sakya Trichen. 

 

El budismo es una tradición contemplativa iniciada en la frontera entre Nepal e India por Buda Shakyamuni hacia el 500 a.C., y cuya propuesta, teórica y práctica, pretende encaminar la vida de todos los seres hacia una felicidad estable, plena y expansiva. 

Queremos que Casa Virupa sea un espacio donde cualquier persona, independientemente de su momento de desarrollo espiritual, pueda trabajar para su felicidad y la de todos los seres sintientes. Con esta pretensión le ofrecimos el centro a Su Santidad Sakya Trichen en 2016, que nos alentó a embarcarnos en el proyecto.

 

Tal y como Su Santidad nos aconsejó, es importante que los miembros de la comunidad sigan su formación en el budismo y que Casa Virupa facilite el contacto con esta tradición mediante actividades regulares vinculadas a la ética, la meditación y la sabiduría. Dentro de este objetivo, nuestro propósito es invitar a maestros/as cualificados/as que ejercen su labor en el país, así como otros referentes más allá de las fronteras.

Uno de los pilares de Casa Virupa es la comunidad que reside aquí. La comunidad es el aliento del proyecto, e intentamos que el cuidado, el respeto mutuo y los principios éticos del budismo mahayana fundamenten nuestras relaciones.

 

Nuestra forma de vida está regida por unas normas y horarios que nos permiten cultivar la atención, herramienta imprescindible en el desarrollo personal. Al mismo tiempo, la convivencia es una herramienta excelente para aprender a valorar lo que tenemos y somos y, sobre todo, lo que necesita o pide el otro.

 

Vivir en comunidad es una manera eficaz de recordarnos que cualquier circunstancia, por simple que pueda parecer, puede ser transformada en una experiencia extraordinaria.

El proyecto, más allá de la comunidad, lo forma una red de personas que nos ayudan a dar impulso a lo que hacemos y somos: son los voluntarios de Casa Virupa. Con algunos llevamos muchos años caminando juntos, con otros apenas acabamos de inaugurar el camino, pero todos ellos han hecho posible muchas de las actividades

que hemos organizado.

Si habláramos de Casa Virupa sin hablar de ellos, estaríamos olvidando una de las partes fundamentales de este proyecto: porque ellos también son artífices del mandala que estamos construyendo.

calendario
CONTACTA

Si nos quieres visitar, por favor llámanos o envíanos un correo electrónico para concertar un encuentro. ¡Estaremos encantados de recibirte!

+34 93 198 01 09

suscríbete

Trabajamos mucho para ofrecerte lo mejor, para que en Casa Virupa día tras día sea un buen día.

 

Si quieres enterarte de todo lo que vamos programando; nuestros retiros, ciclos de filosofía, cursos de meditación, enseñanzas con maestros... Sólo tienes que suscribirte:

© Casa Virupa / Aviso legal / Política de cookies 

  • Blanca Facebook Icono
  • Blanco Icono de YouTube
  • Blanco Icono de Instagram